1

85 ricos suman tanto dinero como 3.570 millones de pobres del mundo

85 ricos suman tanto dinero como 3.570 millones de pobres del mundo

85 ricos suman tanto dinero como 3.570 millones de pobres del mundo

INFORME COMPLETO

La masiva concentración de los recursos económicos en manos de unos pocos abre una brecha que supone una gran amenaza para los sistemas políticos y económicos inclusivos, porque favorece a unos pocos en detrimento de la mayoría. Así que para luchar contra la pobreza es básico abordar la desigualdad. Esta es la conclusión del informe Gobernar para las élites. Secuestro democrático y desigualdad económica, que publica hoy la ONG Oxfam Intermón.

El estudio parte de datos objetivos de varias instituciones oficiales e informes internacionales que constatan la “excesiva” concentración de la riqueza mundial en pocas manos. Datos como que 85 individuos acumulan tanta riqueza como los 3.570 millones de personas que forman la mitad más pobre de la población mundial. O que la mitad de la riqueza está en manos de apenas el 1% de todo el mundo. Eso sin contar, advierte el informe, que una considerable cantidad de esta riqueza está oculta en paraísos fiscales.

El informe de la organización, que será presentado en el Foro Económico Mundial de Davos junto a un clamor para que se adopten compromisos para frenar la desigualdad, advierte de que “las élites económicas están secuestrando el poder político para manipular las reglas del juego económico, que socava la democracia”.

El informe va acompañado de datos que plasman con nitidez el aumento de la concentración de riqueza en pocas manos desde 1980 hasta la actualidad. O cómo la concentración y la brecha siguen aumentando pese a la gran recesión del año 2008. En Estados Unidos, por ejemplo, el 1% más rico de la población ha concentrado el 95% del crecimiento posterior a la crisis financiera. En Europa, los ingresos conjuntos de las 10 personas más ricas superan el coste total de las medidas de estímulo aplicadas en la Unión Europea entre 2008 y 2010 (217.000 millones de euros frente a 200.000).

La tibieza en la presión fiscal a los ricos, los recortes sociales o el rescate de la banca con fondos públicos son ejemplos de un fenómeno que es tan visible que crece la conciencia pública del aumento de este poder. Oxfam Intermón apoya esta afirmación en una encuesta realizada en España, Brasil, India, Suráfrica, Reino Unido y Estados Unidos, que revela que la mayor parte de la población cree que las leyes están diseñadas para favorecer a los ricos. En España, el 80% de la población cree que las leyes están hechas con este objetivo.

Sobre el caso español, el director de Oxfam Intermón, José María Vera, afirma que el país “no escapa a esta dinámica” y que la actual crisis se explica en parte por ella: “Los casos en los que los intereses de una minoría económicamente poderosa se han impuesto a los intereses de la ciudadanía de a pie son numerosos en la historia de nuestra democracia.

La crisis económica, financiera, política y social que padece España hoy tiene buena parte de su origen precisamente en esas dinámicas perniciosas donde el interés público y los procesos democráticos han sido secuestrados por los intereses de una minoría”.

Entre las políticas diseñadas en los últimos años que favorecen a la minoría de ricos, la organización enumera la desregulación y opacidad financiera, los paraísos fiscales, la reducción de impuestos a las rentas más altas o los recortes de gasto en servicios e inversiones públicas. El informe constata cómo, en el caso de Europa, “las tremendas presiones de los mercados financieros han impulsado drásticas medidas de austeridad que han golpeado a las clases baja y media, mientras los grandes inversores se han aprovechado de los planes de rescate públicos”.

Por todo ello, Oxfam Intermón exigirá en el marco del Foro Económico Mundial de Davos a sus asistentes (sean particulares o representantes de Gobiernos) que adopten compromisos en áreas como los paraísos fiscales (que no se permita que se utilicen para evadir impuestos); que se hagan públicas las inversiones en empresas y fondos; que respalden sistemas fiscales progresivos; que exijan a sus Gobiernos que los impuestos se destinen a servicios públicos o que si lo son inviertan en atención sanitaria y en educación universales, o que las empresas que representan paguen salarios dignos a sus empleados y los países legislen en esta dirección, fortaleciendo umbrales salariales y derechos laborales.

Por si a alguien se le ocurre pensar que los planteamientos de Oxfam Intermón son utópicos, la organización recuerda que “esta peligrosa tendencia” es reversible y que existen ejemplos de ello. Fue el caso, recuerda, de Estados Unidos o Europa tras la II Guerra Mundial, cuando el crecimiento económico se compatibilizó con la reducción de la desigualdad, o el caso de América Latina, donde la brecha ha disminuido “significativamente durante la última década gracias a una fiscalidad más progresiva, los servicios públicos, la protección oficial y el empleo digno”.

El informe también contempla ejemplos de concentración en países en desarrollo y alude a la superminoritaria élite india, millonarios que en buena parte han forjado sus fortunas en sectores cuyos beneficios dependen del acceso a los servicios básicos; al poder de las élites en Pakistán y su influencia en la manipulación legal; a la desigualdad en África, pese a la abundancia de recursos, o a lo que llama “red mundial de secretos bancarios”, que no es otra que la que forman los paraísos fiscales.

 

2

Segunda Conferencia Panamericana de Uniformidad de Especificaciones Washington, 9-11 de Mayo, 1927

Convocada por la Alta Comisión Interamericana (infra, Apéndice B, núm. 26) en cumplimiento de una resolución adoptada por la Primera Conferencia Panamericana para la Uniformidad de Espeaficadones.

Países representados: Argentina, Colombia, Cuba, Chile, Ecuador, Estados Unidos de America, Guatemala, Haití, México, Nicaragua, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay, Venezuela.

La Conferencia aprobó diez resoluciones, relativas a varias materias, por ejemplo: conveniencia de colaboración por parte de jos productores y exportadores americanos, en cuanto a métodos de clasificación, empaques, etc.; conveniencia de espeaficadones uniformes sobre productos exportados; mayor uniformidad en los términos empleados en los varios países para las especificaciones de productos idénticos; procedimientos sanitarios, etc., tendientes a promover el comerdo de productos animales y vegetales; conveniencia de generalizar el sistema de clasificar la lana adoptado ya en los Estados Unidos y en Inglaterra; adopción del sistema métrico dedmal; recomendación a la Alta Comisión de emplear los dos sistemas de pesas y medidas, métrico y americano, al publicar los documentos de la Segunda Conferencia.

En cuanto a la relación entre ésta y la Tercera Conferencia Comercial Panamericana, véase supra, núm. 56.

Obra a consultar: Tercera Conferencia Panamericana Comercial, Unión Panamericana, Washington, D. C., mayo 2-5 de 1927, Acta con un Apéndice que contiene las Conclusiones de la Segunda Conferencia Panamericana de Uniformidad de Especificaciones, celebrada en Washington del 9 al 11 de mayo de 1927 [Washington, 1927], pág. 374.

1

Primera Conferencia Panamericana para la Uniformidad de Especificaciones. Lima, 23 de Diciembre, 1924-6 de Enero, 1925

Coavocada a invitación del Gobierno del Perú.

Países representados: Brasil, Costa Rica, Cuba, Estados Unidos de América, Guatemala, Haití, México; Nicaragua, Panamá, Perú, Uruguay, Venerada.

La Conferencia aprobó una resolución dividida en ocho partes prindpa!es, en la cual se trataba de la creación de centros nacionales para el estudio y establecimiento de tipos y nomenclaturas comunes, de calidades uniformes, y de otros dementes de uniformidad. La sexta parte de dicha resolución era una recomendación relativa a la edebración de la Segunda Conferencia Panamericana para la Uniformidad de Espedncadoces dentro de un plazo máximo de tres años, en los Estados Unidos de Améiica, quedando a cargo de la Alta Comisión Interamericana (infra. Apéndice B, núm. 36) la designad 5n espedfica de la dudad y fecha. Aprobóse, además, una moción que comprendía seis ponencias individuales presentadas por varios ddegados.

Esta Primera Conferencia fue celebrada aproximadamente al mismo tiempo que el Tercer Congreso Científico Panamericano (supra, núm. 21), y en la misma ciudad. La Primera Conferencia Panamericana sobre Uniformidad de las Estadísticas de Comunicadones (infra, núm. 71) formó parte de la propia Conferencia para la Uniformidad de Especificaciones.

Obras a consultar: El texto español de la susodicha resolución, así como el de las seis ponencias individuales, están reproducidos, bajo el título de Acia Final de la Conferencia Panamericana para la Uniformidad de Especificaciones, en el folleto del Tercer Congreso Científico, Acta Final del Tercer Congreso Científico Panamericano (Lima, 1938), págs. 75-83. Para el texto inglés de la misma resolución, véase: Report of the Delególes of tke United States of America to the Third Panamerican Scientific Congress held at Lima, Perú, December 20, 1924 to January 6, 1925 (Washington, 1925), pág. 11.

1

Conferencia Marítima Interamericana. Washington, 25 de Noviembre 2 de Diciembre, 1940

Convocada a invitación del Comité Consultivo Económico y Financiero Inter americano (.infra, Apéndice B, núm. 37).

Países representados: Todas las Repúblicas americanas mandaron ddegados oficiales a la Conferencia Marítima. Además, asistieron a la misma, en carácter consultivo, representantes de las compañías y conferencias navieras, y de las secretarlas y otras agendas de los varios gobiernos.

La Conferencia aprobó catorce recomendaciones y resoluciones, soüdtando o recomendando en las doce primeras, alguna acción o investigación apropiada por parte del susodicho Comité Consultivo Económico y Financiero. Entre los temas de estas recomendaciones y resoluciones se destacan los siguientes: mantenimiento de los actuales servidos marítimos interamericanos (II); establecimiento de puertos libres en dertos lugares (IV); tráfico de turistas (V); problemas de fletes marítimos (VI); averia gruesa y las reglas York-Amberes (VII); derechos portuarios, impuestos, contribudones y demás gravámenes que pesan sobre el transporte marítimo (IX); creación de un organismo permanente para fomento del transporte marítimo interamericano (XII; véase infra, Apéndice B, núm. 33).

Obra a consultar: Unión Panamericana, “Serie sobre Congresos y Conferencias,” Na 33, Acta Final de la Conferencia Marítima Interamericana (Washington). (Folleto mimeografiado; no está indicada la fecha de publicación.]

2

Primera Reunión de Ministros de Hacienda de las Repúblicas Americanas Ciudad de Guatemala, 14-21 de Noviembre, 1939

Convocada por el Gobierno de la República de Guatemala, en cumplimiento de la resolución LXIV (supra, pág. 69) de la Octava Conferencia Internacional Americana, celebrada en Lima, en 1938.

Países representados: Todas las Repúblicas americanas, excepto el Paraguay, estuvieron representadas en la susodicha Reunión.

La asamblea adoptó, en forma de Acta Final, diecibéis resoluciones, recomendaciones y declaraciones, entre elfas las siguientes: resolución relativa a trabajos de investigación sobre la adopción, en todos los países americanos, de las diversas recomendaciones aduaneras aprobadas en conferencias panamericanas anteriores; a la redacción (mediante un comité nombrado por la Unión Panamericana) de un proyecto de nomenclatura aduanera uniforme aceptable para todos los países americanos; y a la preparación de otro proyecto, sobre procedimientos aduaneros, con iguales objetivos (III); resolución sobre la presentación por la Unión Panamericana de un proyecto para el establecimiento de un sistema cambiario interamericano (IV); resoluciones relativas a la represión del contrabando (V) y a la preparación e intercambio de estadísticas (VI); declaración de la conveniencia de establecer un patrón monetario similar en todas las Repúblicas americanas (VIII); resolución de solicitar al Comité Consultivo Económico y Financiero Interamericano (infra, Apéndice B, núm. 27) que estudiase la posibilidad de crear un organismo central interamericano con funciones de Cámara de Compensación y Agente de lrverdones (XII; veáse infra, Apéndice B, núm. 28); resolución que señaló a Quito, Ecuador, corno sede de la próxima Reunión de Ministros de Hadenda, cuya fecha Hkbía de ser acordada de consuno por el Gobierno del Ecuador y el Consejo Directivo de la Unión Panamericana. Subsecuentemente, dicho Consejo nombró una Comisión Especial para formular el programa de la propuesta reunión, y se despacharon comunicadones a los varios gobiernos solidtando sus indicadones al respecto; pero el Consejo reabió, en su sesión del 4 de junio de 1941, un informe redactado por la referida Comisión Especial, recomendando que en vista de haberse redbido respuestas de sólo nueve gobiernos, no se tomara ninguna medida inmediata para la convocatoria de la conferencia de Quito. El Consejo, teniendo presente el hecho de que muchos asuntos que ordinariamente se someterían a las ddiberadones de tal asamblea se hallaban actualmente bajo la consideración del Comité Consulúvo Economico y Financiero Interamericano, aprobó la recomendación de la Comisión Especial.

Obras k consultar: Acia Final de la Primera Reunión de Ministros de Hacienda de las Repúblicas Americanas, Guatemala, República de Guatanala, CA., neviembre de 1939. [Documento mecanografiado, guardado en la Biblioteca de la Unión Panamericana.] Unión Panamericana, “Serie sobre Congresos y Conferencias,” No. 42, Medidas Adoptadas por la Unión Panamericana para Llevar a Efecto las Resoluciones Aprobadas por la Octava Conferencia Internacional Americana y Ciertas Convenciones y Resoluciones de Otra» Conferencias Inter americanas: Informe PresetUaao a los Miembros del Consejo Directivo por el Director General, octubre. 1942 (Washington), pág. 17. “First Meeting of the Finance Ministers of the American Republics at Guatemala—Final Act of the Meeting,” U. S. Department of State, Bulletin, diciembre de 1939, Vol. I, no. 23, pág. 625.

1

Segundo Congreso Financiero Panamericano. Washington, 19-24 de Enero, 1920

Convocado por el Gobierno de los Estados Unidos de América.

Países representados: Todas las veintiún Repúblicas, excepto la de Costa Rica, estuvieron representadas en el Segundo Congreso.

Dicho Congreso aprobó dieciocho resoluciones, relativas en parte a las siguientes materias: cambio del nombre de la Alta Comisión Internacional, el cual quedó convertido en “Alta Comisión Interamericana” (I; véase infra, Apéndice B, núm. 26); recomendación de que los varios estados de lo» Estados Unidos modificasen sus legislaciones, en los casos en que fuese necesaria tal modificación, para permitir el establecimiento en su territorio, con igualdad de tratamiento, de bancos latinoamericanos (III); recomendación de que la Alta Comisión Interamericana estudiase la posibilidad de uniformizar las leyes y reglamentos relativos a asociaciones extranjeras en las distintas Repúblicas americanas (IV); recomendación de que dicha Comisión continuase sus esfuerzos para llevar a cabo el proyecto de 1916 relativo al establecimiento de un Fondo Internacional de oro en custodia (VI); recomendación de completar las ratifica dones de la Convención sobre marcas de fábrica, adoptada por la Cuarta Conferencia Internacional Americana, celebrada en Buenos Aires en el año de 1910 (IX); la pronta ratificación de la Convención relativa a patentes de invención, etc. (aprobada por la misma Conferencia), por parte de los países que aun no la hablan ratificado (X); conveniencia de extender ampliamente el sistema de agregados comerciales (XII); conveniencia de un censo en todos los países americanos, a intervalos regulares que no excedieran de diez años, en armonía con el sistema empleado en los Estádos Unidos (XIII); conveniencia del empleo universal del sistema métrico de pesas y medidas (XIV); recomendación a favor del arbitraje para cuestiones comerciales (XV).

Obras a consultar: Para las referidas Convenciones de la Cuarta Coferencia, véase: Conferencias Internacionales Americanas, 1889-1936 (Washington, 1938), págs. 166-73. República de Colombia, Segundo Congreso Financiero Panamericano, Delegación Colombiana (Bogotá, 1920). Report of the Secretary of the Treasury to the President on the Second Pan Atnerican Financial Conference at Washington, January 19-24,1920 (Washington, 1921).

1

Primer Congreso Financiero Panamericano. Washington, 24-29 de Mayo, 1915

Convocado por el Gobierno de los Estados Unidos de América.

Países representados: Todas las Repúblicas americanas, menos Haití y México, estuvieron representadas oficialmente en este Congreso. Además de los delegados oficiales, asistieron algunos individuos particulares o representativos de varias oiganizadones y corporaciones.

Entre los acuerdos adoptados por esta asamblea, conviene mendonar especialmente el que se refería al establedmiento de mejores medios de transporte entre los países miembros de la Unión Panamericana. Por lo demás, el resultado prindpal del Congreso fue la creación de la Alta Comisión Internacional, conocida más tarde con el nombre de “Alta Comisión Interamericana” (infra, Apéndice B, núm. 23), y encargada de dar efecto a las resoluciones de la reunión así como de “efectuar la uniformidad de legislación relativa a los puntos comprendidos en dichas resoluciones.” La propuesta para la constitu ción de tal Comisión formaba parte del Informe del Comité de Legislación Uniforme, aprobado por el Congreso, en cuyo informe estaba induida también una lista de asuntos que debían ser estudiados, a saber: (1) establecimiento del patrón oro; (2) letras de cambio, documentos comerciales, y conocimientos de carga; (3) uniformidad en (a) la dasificación de mercandas, (b) reglamentos de aduana, (c) certificados y facturas consulares, (d) derechos de puerto; (4) uniformidad de reglamentos concernientes a los agentes viajeros; (5) extremo a que se hada necesario recurrir a legislación posterior en lo que respectaba a las marcas de fábrica, patentes de invención, y propiedad artística y literaria; (6) es tablea miento de un tipo uniforme y moderado de franqueo, y de derechos sobre giros y paquetes postales entre los países americanos; (7) hacer extensivo el arbitraje al arreglo de las disputas comerciales.

Obra a consultar: Actas del Primer Congreso Financiero Panamericano, Convocado de Acuerdo con la Autorización del Congreso de los Estados Unidos de América, y Reunido bajo la Dirección del Honorable Señor William G. McAdoo, Secretario de Hacienda del Propio País, Washington, del 24 al 29 de Mayo de 191$ (Washington, Imprenta del Gobierno, 1915).

2

Comisión Monetaria Internacional Americana. Reunión Celebrada en Washington, 7 de Enero-4 de Abril, 1891

La Comisión se reunió bajo la presidencia del Secretario de Estado de los Estados Unidos, a invitación de dicho país, y en cumplimiento de una recomendación adoptada por la Primera Conferencia Internacional Americana (Washington, 1889-90) sobre la conveniencia de establecer una Unión monetaria Internacional americana basada en la acuñación de una o más monedas internacionales, y de convocar la reunión en Washington, dentro de un año, de una comisión integrada por uno o más delegados de cada nación representada en la Primera Conferencia, quienes estudiarían dertas cuestiones rdadonadas con el referido proyecto.

Países representados: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, Estados Unidos de América, Haití, Hawaii, Honduras, México, Nicaragua, Perú, Uruguay, Venezuela.

La asamblea aprobó por unanimidad una resolución favorable al establedmiento de una relación ñja entre el oro y la plata, así como a la adopción de ambos metales y de una unidad monetaria común, objetivos que debían realizarse (según la esperanza expresada en la propia resolución) por medio de un acuerdo Internacional futuro, en circunstancias más propicias que las existentes entonces.

Obras a consultar: Para la predtada recomendación de la Primera Conferencia Internacional Americana, véase: Conferencias Internacionales Americanas, 1889 1936 . . . (Washington, 1938), pág. 33. Actas de la Comisión Monetaria Internacional Americana (Washington, 1891). [Textos español e inglés. Ei Acta de la séptima sesión está reprodudda también en francés y en portugués.]

3

Conferencia Panamericana de Marcas de Fábrica. Washington, II-20 de Febrero, 1929

Convocada por el Consejo Directivo de la Unión Panamericana, a invitación del Gobierno de los Estados Unidos de América y en cumplimiento de una resolución de la Sexta Conferencia Internacional Americana, reunida en La Habana en el aflo de 1928.

Países representados: Todas las Repúblicas americanas, excepto la Argentina y El Salvador, estuvieron representadas en esta Conferencia.

La asamblea aprobó y firmó una Convención General Interamericana de Protección Marcaría y Comercial (substituyéndola a la Convención de Santiago que había reemplazado, en 1933, a la de Buenos Aires de 1910, y reorganizando en forma modificada y ampliada la Oficina Interamericana de Marcas; véase infra, Apéndice B, núm. 31). También fueron firmados un Protocolo sobre el Registro Interamericano de Marcas de Fábrica, y una Acta Final que comprendía doce resoluciones. De éstas, las seis primeras se referían a la dirección de la propia Conferencia; la séptima era una Declaración de Principios sobre la Competencia Desleal; la octava consistía en un glosario para la interpretación de los términos utilizados en la Convención y Protocolo aprobados por la Conferencia; la novena, la undécima y la duodécima eran expresiones de gratitud, y la décima tenía que ver con la celebración de una conferencia sobre patentes y modelos industriales.

Obras a consultar: Para la referida resolución de la Sexta Conferencia, véase: Conferencias Internacionales Americanas, 1889-1936 . . . (Washington, 1938)1 pág. 407. Conferencia Panamericana de Marcas de Fábrica, Unión Panamericana, Washington, D. C., 11 a 30 de febrero de 1939, Convención General Interamericana de Protección Marcaría y Comercial; Protocolo sobre el Registro Interamericano de Marcas de Fábrica; Acta Final. [Washington, 1929? Tanto el título como el texto entero de esta obra están redactados en cuatro idiomas: español, inglés, portugués y francés. Las cuatro versiones del texto aparecen en sendas columnas paralelas.] El texto de la Convención y Protocolo aprobados por la Conferencia de 1939, así como el de la resolución sobre el correspondiente glosario, se encuentran también en: M. O. Hudson, International Legislation, Vol. IV, 1938-1939, págs. 3642-76. [Textos inglés y francés.]

2

Segundo Congreso de Expansión Económica y Enseñanza Comercial Americano. Río de Janeiro, 27 de Octubre-9 de Noviembre, 1922

Convocado por el Gobierno del Brasil, en cumplimiento de una resolución aprobada por el Primer Congreso.

Países representados: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Estados Unidos de América, México, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela, y tal vez algunos otros. No ha sido posible conseguir datos completos con respecto a los Estados representados en el Segundo Congreso.

La asamblea aprobó varias conclusiones, redactadas en la forma de ochenta resoluciones relativas a las siguientes materias: comunicaciones; enseñanza; propiedad literaria y artística; conveniencia de convocar una conferencia interamericana aduanera; redacción de un Código Comercial Panamericano con objeto de someterlo a la consideración del Tercer Congreso; fundación en Río de Janeiro de un Anuario Americano de Expansión Económica y Enseñanza Comercial, publicado en los cuatro idiomas de América; nombramiento por los Gobiernos americanos de una comisión encargada de estudiar la producción y el consumo del café; clasificación de productos comerciales; represión del contrabando; adopción en todos los países americanos del sistema métrico decimal; museos comerciales; creación de compañías interamericanas de navegación, con capitales suscritos por todos los países de América; fletes de transporte; establecimiento de líneas telegráficas interamericanas, y estudios relativos a la radiotelegrafía y radiotelefonía; servicios estadísticos; recomendaciones bancarias; nombramiento de secretarios o consejeros comerciales como miembros de los respectivos cuerpos diplomáticos americanos, asegurándoles las prerrogativas e inmunidades diplomáticas; arbitraje comercial; sede y fecha del próximo Congreso (Washington, 12 de octubre de 1924; por lo visto, no se llevaron al cabo los planes para una tercera reunión).

Obra a consultar: Segundo Congresso Americano de Expans&o Económica e Ensino Commerdal realizado no Rio de Janeiro, Brasil, de 27 de outubro a 9 de novembro de 1922, Conclusoes (Rio de Janeiro, 1923).

2

Primer Congreso de Expansión Económica y Enseñanza Comercial Americano. Montevideo, 29 de Enero-8 de Febrero, 1919

Iniciado por la Escuela Superior de Comercio, y convocado por el Gobierno de laRepública Oriental del Uruguay.

Países representados: Asistieron delegaciones oficiales de las siguientes Repúblicas: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Cuba, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

El Congreso aprobó setenta y dos conclusiones en la forma de resoluciones, clasificadas bajo los siguientes títulos: Expansión Económica Comercial (1-24); Relaciones Exteriores (25-40); Política Económica (41-48); Enseñanza Comercial (49-61); Cursos Consulares (62-64); Seguros (65); Cursos de Moral (66); Comisión Permanente (67-69); Disposiciones Finales (70-72). En las tales resoluciones se trató de varias materias, por ejemplo: creación de lineas intercontinentales de navegación; conveniencia de levantar un censo de población e industria en todo país americano; preferencia a los capitales nacionales en las concesiones de vías ferrocarrileras; construcción y conservación de carreteras de acceso a las estaciones ferrocarrileras; celebración de una conferencia internacional americana de técnicos; encomiendas postales; concordancia de tarifas; la Alta Comisión Financiera Panamericapa; creación de la Oficina Internacional Americana del Trabajo, en Montevideo; nombramiento de una comisión permanente, con presidente, vicepresidente y secretario general en Montevideo, encargados de publicar los trabajos y decisiones del Congreso y de promover su ejecución en el Uruguay, quedando a cargo de los respectivos comisarios la ejecución de tales trabajos y decisiones en los demás países representados. La ciudad de Rio de Janeiro fue designada como sede del próximo Congreso.

Obras a consultar: República Oriental del Uruguay, Memoria y Conclusiones del Primer Congreso de Expansión Económica y Enseñanza Comercial Americano . . . celebrado en la Ciudad de Montevideo, por iniciativa de la Escuela S[uperior] de Comercio, 29 de enero—8 de febrero de 1919 (Montevideo, 1920).

República Oriental del Uruguay, Ministerio de Instrucción Pública, Ministerio de Rdadones Exteriores, Escuela Superior de Comerdo, Primer Congreso de Expansión Económica y Enseñanza Comercial Americano; Delegaciones, Comisiones, Enero, Febrero, 1919 (Montevideo [1918?]).

2

Conferencia Interamericana sobre Sistemas de Control Económico y Financiero. Washington, 30 de Junio-10 de Julio, 1942

Celebrada de acuerdo con una invítación dirigida por el Comité Consultivo Económico y Financiero Interamericano (infm, Apéndice B, núm. 27) a los Gobiernos de las Repúblicas americanas, con objeto de llevar a efecto los fines expuestos en las resoluciones V y VI de la Tercera Reunión de Consulta de los Ministros de Rdadones Exteriores de las Repúblicas Americanas (supra, págs. 188 y 190).

Países representados: Todas las Repúblicas de América estuvieron representadas oficialmente en esta ocasión.

La Conferencia, teniendo presente el firme propósito de las Repúblicas americanas “de adoptar las medidas necesarias para impedir toda operación de carácter comercial y financiero contraria a la seguridad del Hemisferio Occidental,” aprobó ocho recomendaciones, relativas a los siguientes temas: transacciones financieras y comerciales con las Naciones agresoras y las Naciones dominadas por ellas (bloqueamiento de fondos, de valores, etc., en posesión de tales naciones, y prevención—salvo en casos excepcionales—de operadones que comprendieran exportación de bienes, remesa de fondos, importación de bienes, redbo de fondos, etc., destinados a o procedentes de personas bajo la jurisdicción de dichas naciones); transacciones financieras y comerciales con los países situados fuera del hemisferio occidental; operadones entre las Repúblicas americanas; control del movimiento y traspaso de valores; normas para la aplicación del control económico y Financiero en las Repúblicas americanas; normas de bloqueo eficaz; control de empresas comerciales; cooperación redproca entre los Gobiernos de las Repúblicas americanas. También se adoptó un voto de agradedmiento a varias personas que habían colaborado para el mejor éxito de la Conferencia.

Obras a consultar: Unión Panamericana, “Serie sobre Congresos y Conferencias,” No. 41, Memoria de la Conferencia Interamericana sobre Sistemas de Control Económico y Financiero, Washington, D. C., 30 de junio a 10 de julio de 1942 (Washington, 1942). Conferencia Interamericana sobre Sistemas de Control Económico y Financiero, Washington, 30 de junio a 10 de julio de 1942, Acta Final (Unión Panamericana, Washington, 1942). [Folleto mimeografiado.] “Conferencia Interamericana de Control Económico y Financiero,” por Manuel C. Gallagher, y los “Anexos” al mismo articulo, consistiendo en el texto de las ya referidas ocho recomendaciones, Boletín de la Unión Panamericana, Vol. LXXVI (1942), págs. 481-87. Unión Panamericana, “Serie sobre Con gresos y Conferencias,” No. 42, Medidas Adoptadas por la Unión Panamericana para Llevar a Efecto las Resoluciones Aprobadas por la Octava Conferencia Internacional Americana y Ciertas Convenciones y Resoluciones de Otras Conferencias Inter americanas: Informe Presentado a los Miembros del Consejo Directivo por el Director General, Octubre, 1942 (Washington), pág. 18.

1

Conferencia Comercial Panamericana. Buenos Aires, 26 de Mayo-19 de Junio, 1935

Convocada por el Gobierno de la República Argentina, en cumplimiento de una resolución aprobada por la Séptima Conferencia Internacional (Montevideo, 1933).

Países representados: Todas las Repúblicas americanas estuvieron representadas en esta asamblea.

La Conferencia aprobó una Convención sobre Represión del Contrabando; una Convención relativa a la Cresción del Pasaporte Panamericano de Turismo y de Pasaporte de Tránsito para Vehículos; otra sobre Tránsito de Aviones; y otra para la Creación de Juntas Panamericanas de Comerdo. Adoptó también un gran número de resoluciones entre cuyos temas estaban comprendidos los siguientes: padficación del Chaco (I); modificación de tasas portuarias (IV) y simplificación de procedimientos aduaneros (VI); el Ferrocarril Panamericano (XI; véase infra, Apéndice B, núm. 12); caminos interamericanos y la Carretera Panamericana (XII; véanse infra. Apéndice B, núms. 10 y n); clasificación uniforme de mercaderías (XIII); policía fitosanitaria (XX); marina mercante panamericana (XXV); tránsito de aviones (XXXVII); convocación en Lima, dentro de un año, de una Conferencia panamericana: encargada de estudiar varios problemas aeronáuticos, indusive el de uniformizar la legislación aérea Internacional (XXXVIII; con respecto a esta Conferencia y a sus demás antecedentes, véanse supra, núm. 30, e infra, Apéndice B, núm. 9); arbitraje comercial (XLII); formalidades aduaneras, portuarias, y consulares (LIII).

Obras a consultas : Para la precitada resolución de la Séptima Conferencia, véase: Conferencias Internacionales Americanas, 1889-1936 . . . (Washington, 1938), pág. 536. Para el texto de las cuatro Convenciones adoptadas por la Conferencia Comercial, véase: M. O. Hudson, International Legislation, Vol. VII, 1935-1937, págs. 100-23. [Textos español e inglés.] Acta Final de la Conferencia Comercial Panamericana reunida en la ciudad de Buenos Aires del 26 de mayo al 19 de junio de 1935. [Bueno3 Aires, 1935?] “ La Conferencia Comercial Panamericana de Buenos Aires,” por el Dr. Isidoro Ruiz Moreno, Boletín de la Unión Panamericana, Vol. LXIX (1935), pág. 773. U. S. Department of State, “Conference Series,” No. 22, Report of the Delególes of the United States of America to the Pan American Commercial Conference held at Buenos Aires, Argentina, May 26-June 19,1935 (Washington, 1936).

2

Cuarta Conferencia Comercial Panamericana. Washington, 5-13 de Octubre, 1931

Conferencia oficial, convocada por el Consejo Directivo de la Unión Panamericana.

Países representados: Todas las veintiún Repúblicas americanas estuvieron representadas en la Cuarta Conferencia Comercial, por delegados oficiales. Además, el Consejo Directivo de la Unión Panamericana solicitó la participación de las Cámaras de Comercio y otras asociaciones análogas, así como la de las universidades e instituciones que tenían facultades de comercio.

El Acta Final aprobada por la Conferencia comprendía treinta y dos resoluciones sobre diferentes temas, tales como éstos: facilitación de servicios marítimos, de transporte por medio de carreteras o por el Ferrocarril Panamericano (infra, Apéndice B, núm. 12), y de servicios aéreos (I—III); establecimiento de puertos libres en los varios países americanos (IV); desarrollo de las comunicaciones eléctricas (V); fomento del turismo (VI); uniformidad de términos y especificaciones (VII, VIII); procedimientos consulares y formalidades de puerto (XXIII); estabilización monetaria y financiera (XIV, XV); arbitraje comercial (XVII); uniformidad de legislación sobre letras de cambio, etc. (XVIII); constitución de la Comisión Interamericana de Propiedad Industrial (infra, Apéndice B, núm. 32) con motivo de proteger las marcas.de fábrica y derechos de patente, etc. (XX); uniformidad en conocimientos de embarque (XXI); código de comercio interamericano (XXII); reducción de armamentos y de las deudas públicas (XXV); reducción de aranceles aduaneros, etc. (XXVII); policía sanitaria, animal y vegetal (XXVIII); organización de una Federación Interamericara de Asodadones Comerciales (XXXII; véase infra, Apéndice B, núm. 25). La Alta Comisión Interamericana (infra, Apéndice B, núm. 26), y algunas delegadonés. sometieron en consideración varios proyectos de Convenciones sobre un gran número de los temas tratados por la Conferencia, proyectos mencionados en las correspondientes resoluciones, las cuales recomiendan, ya su adopción, ya un examen más detenido por parte de la Alta Comisión o bien por el del Consejo Directivo de la Unión Panamericana. Dichos proyectos siguen al ‘Acta Final, en forma de anexos.

Obra a consultar: Cuarta Conferencia Comercial Panamericana, Unión Panamericana, Washington, D. C., 5-13 de octubre de 1931, Acta Final (con un resumen de los trabajos de la Conferencia y con varios documentos anexos). [Washington; no está indicada la fecha de impresión.]

1

Congreso Científico Internacional Americano. Buenos Aires, 10-25 de Julio, 1910

Organizado por la Sociedad Científica Argentina con motivo del centenario de la independencia de la Argentina, y convocado por el Gobierno Argentino.

Países representados: Alemania, Argentina, Bélgica, Brasil, Colombia, Cuba, Chile, Dinamarca, Ecuador, España, Estados Unidos de América, Francia, Inglaterra, Italia, Japón, México, Paraguay, Perú, Rusia, San Salvador, Santo Domingo, Uruguay.

Las distintas secciones del Congreso adoptaron votos tocantes a sus respectivos campos de investigación, a saber: ingeniería; ciencias físicas y matemáticas; ciencias químicas; ciencias antropológicas; ciencias biológicas; ciencias geológicas, ciencias geográficas e históricas; ciencias jurídicas y sociales; ciencias militares; ciencias navales; ciencias psicológicas; ciencias agrarias. Además, el Congreso creó la Unión Internacional Hispanoamericana de Bibliografía y Tecnología Científicas.

Obras a consultar: República Argentina, Centenario de la Revolución de Mayo .1810-1910, Sociedad Científica Argentina. Congreso Científico Internacional Americano, 10 a 25 de julio 1910: Votos aprobados por el Congreso en

sesión plena (Buenos Aires, 1910). República Argentina, Centenario de la Revolución de Mayo 1810-1910, Sociedad Científica Argentina. Congreso Científico internacional Americano 10 a 25 de julio 1910: Primer Boletín. Segunda Edición (Buenos Aires, 1910). Boletín del Ministerio de Relaciones Exteriores [del Perú] 1910-11, Año VIII, Núm. XLIII, pág. 35.

COMUNICACIONES (Véase también, infra, núm. 68.)

2

Octavo Congreso Científico Americano. Washington, 10-18 de Mayo, 1940

Convocado por el Gobierno de los Estados Unidos de América, en cumplimiento de una resolución aprobada por el Séptimo Congreso Científico Americano.

Todas las Repúblicas americanas estuvieron representadas por delegados oficiales en la ocasión del Octavo Congreso, al cual asistieron también algunos delegados nombrados por asociaciones de eruditos, o por institutos ya oficiales, ya particulares.

Las once secciones del Congreso aprobaron varias resoluciones y recomendaciones que fueron sometidas luego a la deliberación del Congreso en su conjunto, durante una sesión plenaria en la cual muchas llegaron a ser adoptadas definitivamente. Entre éstas se hallaban algunas recomendaciones sobre las siguientes materias: fundación de un Instituto de Antropología Andina, encargado de cooperar con los diversos institutos antropológicos de las Repúblicas americanas; compilación de mapas geológicos de regiones al sur de los Estados Unidos; nombramiento por los Gobiernos americanos de una Comisión Interamericana de Conservación de Recursos Naturales (infra, Apéndice B, núm. 23); nombramiento por la Unión Panamericana de una comisión compuesta de un representante por cada nación americana y encargada de la conservación del suelo, etc. (infra, Apéndice B, núm. 22); fundación de un Instituto Interamericano de Agricultura Tropical (infra, Apéndice B, núms. 2 y 3); nombramiento de una comisión de cinco representantes de las naciones americanas que habla de actuar en todo lo concerniente al desarrollo de la producción de caucho en América (infra, Apéndice B, núms. 2 y 3); organización de una Sociedad Interamericana de Agricultura (infra, Apéndice B, núm. 1); desarrollo y difusión de los estudios sobre varias enfermedades (fiebre amarilla, cáncer, lepra, etc.); intensificación de los trabajos científicos relativos al problema de la nutrición, y medios prácticos de su solución; continuación o inauguración de observatorios magnéticos en las Repúblicas americanas; publicación de un Anuario Estadístico Americano; solicitud dirigida al Instituto Interamericano de Estadística (infra, Apéndice B, núm. 46), para que éste nombrara lo más pronto posible una comisión especial encargada de la iniciación o continuación de estudios estadísticos en los varios países, con atención especial a doce temas (comercio internacional, producción agrícola y forestal, educación, protección social, etc.); unificación de investigaciones históricas en los diferentes países americanos; cooperación entre todas las sociedades de geografía de América; conveniencia de establecer algún grado de uniformidad en el derecho penal de los varios países americanos; estudio del problema de la producción intelectual interamericana; creación de un Instituto Panamericano de Investigación Social y Económica, y asimismo de institutos nacionales encargados de tales investigaciones en cada una de las Repúblicas americanas; establecimiento de una comisión consultiva para el mejoramiento de la educación en las distintas Repúblicas de América, y de un instituto y otro organismo que prestara ayuda en las investigaciones pedagógicas; mejoramiento y extensión de la enseñanza de los idiomas oficiales de América; estudio de los medios más adecuados para crear y sostener en Panamá una universidad autónoma interamericana, o centro de estudios superiores de postgraduados. Otro resultado del Congreso fue la creación de una Federación Interamericana de Abogados (infra, Apéndice B, núm. 55), constituida mediante la aprobación formal de un grupo de delegados. La ciudad de La Habana fue designada como sede del Noveno Congreso, cuya fecha de inauguración había de ser determinada por el Consejo Directivo de la Unión Panamericana, previa consulta con ciertos individuos cubanos.

Obras a consultar: Actas del Octavo Congreso Científico Americano, Verificado en la Ciudad de Washington del 10 al 18 de mayo, 1940, Volumen I (Edición Española): “Organización, Actividades, Resoluciones y Delegaciones” (Secretaría de Estado, Washington, 1941). “Octavo Congreso Científico Americano” por Gilberto Concepción, Boletín de la Unión Panamericana, Vol. LXXIV (1940), pág. 465.

Página 24 de 315« Primera...10...2223242526...304050...Última »