1

Cruz Roja en las Américas (Octava Conferencia Internacional Americana, Lima – 1938)

Considerando:

Que el extraordinario desarrollo alcanzado por las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja en todo el Continente Americano y los notables servidos que prestan a la higiene y Beneficencia públicas; su misión reconocida por los Gobiernos, de auxiliares de los Servidos Sanitarios de los ejércitos; su acción técnica y humanitaria, cada vez más eficaz y coordinada para socorrer a las víctimas de las guerras, catástrofes y epidemias, y el arraigo que la Cruz Roja de la juventud tiene hoy en la escuela, donde constituye un factor importante de educación física y moral; y

Que dicha institución, cuyo ideal tiende a ennoblecer, en su concepto más vasto y cabal, la vida del hombre, ha contribuido poderosamente a estrechar los vínculos de fraternidad, de solidaridad efectiva y de colaboración que unen a las Naciones de América;

La Octava Conferencia Internacional Americana,

Resuelve:

i0.—Expresar su satisfacción por los progresos que la Cruz Roja ha realizado en el Continente americano desde [que] la Quinta Conferencia Internacional Americana, celebrada en Santiago de Chile, en 1923, resolvió, por primera vez, recomendar a los Gobiernos la conveniencia de promover la organización y el desarrollo de Sociedades nacionales de la Cruz Roja en las Repúblicas Americanas.

2°.—Felicitar a las Sociedades nacionales de la Cruz Roja, estableadas hoy en todas las Repúblicas de América, por su abnegada labor y por los excelentes resultados de la Tercera Conferencia Panamericana de la Cruz Roja, celebrada en Río de Janeiro, en 1935.

3o.—Recomendar, una vez más, a los Gobiernos de las Repúblicas Americanas, presten el más decidido apoyo a sus respectivas Sociedades, sobre todo en cuanto atañe a socorros en caso de calamidades, higiene, asistencia social y Cruz Roja de la Juventud, y que, como en las Conferencias anteriores, otorguen su concurso y las mayores facilidades a la Cuarta Conferencia Panamericana de la Cruz Roja que se realizará en Santiago de Chile, en 1941 [194o], y a la reunión de las Cruces Rojas Centroamericanas, convocada en San José de Costa Rica, para 1939.

(Aprobada el 24 de diciembre de 1938.)

0

Congreso Penal Interamericano (Octava Conferencia Internacional Americana, Lima – 1938)

Considerando:

Que los problemas criminológicos y penales, así como los de administración carcelaria, son objeto de creciente atención en las diversas Repúblicas americanas y su estudio recibiría considerable impulso mediante más estrechas relaciones entre las autoridades nacionales respectivas y entre los especialistas de los distintos países,

La Octava Conferencia Internacional Americana,

Recomienda:

1º.—Que el Consejo Directivo de la Unión Panamericana estudie la conveniencia de convocar un Congreso de Expertos criminólogos y penalistas de todos los países americanos con el objeto de considerar los problemas relacionados con la administración penal, proceder al intercambio de informaciones sobre todos los problemas pertinentes y adoptar los acuerdos de cooperación que parezcan necesarios.

2°.—Que el Consejo Directivo consulte a los Gobiernos miembros de la Unión Panamericana, y a las organizaciones e individuos calificados, acerca de la conveniencia de convocar tal Congreso y sobre los preparativos para realizarlo.

(Aprobada el 24 de diciembre de 1938.)

0

Centro de cooperación social (Octava Conferencia Internacional Americana, Lima – 1938)

Considerando:

Que los excelentes programas de bienestar social y de protección a la infancia, de los diferentes países, podrían recibir gran estímulo con el establecimiento de un órgano central informativo, coordinador, al servicio de las instituciones, organismos e individuos que se dedican a ésas actividades en las Américas,

La Octava Conferencia Internacional Americana,

Recomienda:

Que el Consejo Directivo de la Unión Panamericana estudie la posibilidad de crear un centro informativo acerca de cuanto atañe al bienestar infantil y a los servicios sociales generales, que ayude a la promoción y desarrollo de programas asistenciales bien concebidos, fomente la cooperación entre las escuelas de servicio social de los diversos países americanos y colabore en la preparación de Congresos o Conferencias Panamericanas sobre cuestiones sociales.

(Aprobada el 24 de diciembre de 1938.)

1

Cooperación científica y sanitaria interamericana (Octava Conferencia Internacional Americana, Lima – 1938)

Considerando:

Que la Conferencia Interamericana de Consolidación de la Paz, celebrada en Buenos Aires, en 1936, aprobó una resolución tomando nota del progreso realizado y de los planes de acción futura de la Oficina Sanitaria Panamericana;  reconoció su labor de cooperación efectiva en materia sanitaria entre las Naciones Americanas; y trasmitió la mencionada resolución a la Décima Conferencia Sanitaria, sugiriendo que las actividades de la Oficina Sanitaria Panamericana fuesen ampliadas aún más, cuanto antes, y,

Que la Décima Conferencia Sanitaria Panamericana, reunida en Bogotá, en Setiembre del presente año, aceptó la sugerencia de la Conferencia Interamericana de Consolidación de la Paz y adoptó resoluciones autorizando la extensión de las actividades de la Oficina Sanitaria Panamericana en materia de Ingeniería Sanitaria, Sanidad Marítima y Aérea, Nutrición, Enfermedades Infecciosas, Ocupacionales y Venéreas, y aprobó el aumento de los recursos requeridos por tales nuevas actividades,

La Octava Conferencia Internacional Americana,

Acuerda:

Tomar nota, con satisfacción, de la manera efectiva como la Décima Conferencia Sanitaria Panamericana correspondió a la sugerencia de la Conferencia Interamericana de Consolidación de la Paz sobre la extensión de las actividades de la Oficina Sanitaria Panamericana.

(Aprobada el 24 de diciembre de 1938.)

1

Investigaciones científicas y técnicas (Octava Conferencia Internacional Americana, Lima – 1938)

Considerando:

Que la obra de los sabios y expertos americanos es difícil y, en sus aspectos generales, muy parecida en todos los países del Continente;

Que aparte de los problemas locales, existen cuestiones de toda naturaleza, geográficas, geológicas, químicas, físicas, médicas e higiénicas, impuestas por el clima u otras peculiaridades de cada país;

Que la investigación científica pura y desinteresada, a la cual se consagran los sabios de todos los países americanos, es una de las mayores fuentes de riqueza del patrimonio intelectual de la Humanidad, digna de ser protegida por un entendimiento internacional que le asegure los medios de pronta realización y continuidad en cualquier punto del Continente donde haya de realizarse; y,

Que hay entre los trabajos por realizar algunos, como los de experimentación biológica, muchas veces dependientes de los estudios y observaciones que se deben efectuar en un país distante de aquel donde se halla el investigador, o con ayuda material que no encuentra en su propio país, ni puede ser trasportada,

La Octava Conferencia Internacional Americana,

Resuelve:

1º.—Recomendar a los Gobiernos de las Repúblicas Americanas que faciliten y patrocinen, por todos los medios a su alcance, la realización, en los institutos de investigaciones científicas o técnicas, oficiales o particulares, de las investigaciones científicas o técnicas que soliciten los Gobiernos Americanos, por conducto de sus respectivos representantes diplomáticos, o los institutos, laboratorios y hombres de ciencia recomendados por ellos oficialmente.

2°.—Sugerir que se instituya, en cada país americano, de la manera más adecuada, una partida especial para servir ese propósito y hacer frente a los gastos que tales experiencias puedan requerir, a fin de ser realizadas, sin pérdida de tiempo y de acuerdo con las condiciones que se prescriban por el instituto o el hombre de ciencia interesados.

3°.—Solicitar de la Unión Panamericana estudie la posibilidad de concluir en la Novena Conferencia Internacional Americana una convención Interamericana sobre la materia y en la cual se contemple, también, la admisión de técnicos de los diversos países americanos en los Institutos y laboratorios de Investigaciones Científicas, oficiales o privados.

(Aprobada el 24 de diciembre de 1938.)

0

Películas de próceres americanos (Octava Conferencia Internacional Americana, Lima – 1938)

Vista la conveniencia de dictar medidas para prevenir las deformaciones comercializadas de la vida e ideario de los próceres,

La Octava Conferencia Internacional Americana,

Recomienda:

Que los Gobiernos Americanos estudien la posibilidad de prohibir, si sus leyes locales lo permiten, la exhibición de películas sobre la vida de los personajes insignes de la emancipación del continente, cuya inconveniencia sea representada por el país a que pertenecieren tales hombres ilustres.

(Aprobada el 24 de diciembre de 1938.)

0

Cursos de vacaciones (Octava Conferencia Internacional Americana, Lima – 1938)

Considerando:

Atenta la utilidad indiscutible de fortificar el conocimiento recíproco, mediante un intercambio regular de maestros y alumnos entre los países americanos,

La Octava Conferencia Internacional Americana,

Recomienda:

El establecimiento, en aquellas Repúblicas Americanas donde las facilidades lo permitan, de cursos apropiados de idiomas, literatura, historia, economía política y ciencias sociales, orientados principalmente a proporcionar a los maestros y estudiantes extranjeros, durante sus vacaciones, un conocimiento de las culturas pasadas y presentes de los distintos Estados Americanos.

(Aprobada el 24 de diciembre de 1938.)

1

Actuaciones culturales (Octava Conferencia Internacional Americana, Lima – 1938)

Considerando:

Atenta la conveniencia de celebrar actos culturales destinados al conocimiento reciproco de las manifestaciones intelectuales de los países de América,

La Octava Conferencia Internacional Americana,

Recomienda:

Que la Unión Panamericana y el Gobierno del país donde se realizará la siguiente Conferencia Internacional Americana confeccionen, con la suficiente anticipación, un programa de actos culturales destinados a celebrarse coetáneamente con el funcionamiento de la Conferencia respectiva.

(Aprobada el 24 de diciembre de 1938.)

0

Fiestas cívicas escolares (Octava Conferencia Internacional Americana, Lima – 1938)

Considerando:

Que la comprensión entre las naciones del Continente es uno de los principios básicos de su solidaridad y conviene desarrollarla y fortalecerla por medio de enseñanzas y actos cívicos que revelen la existencia del sentimiento americanista como elemento vital en las relaciones de los pueblos del Continente; y,

Que a la escuela corresponde sembrar en la mente y en el corazón de los niños la conciencia de los ideales comunes de paz, cultura y fraternidad que deben ostentar como bandera los Pueblos del Nuevo Mundo,

La Octava Conferencia Internacional Americana,

Recomienda:

Que los Gobiernos de América generalicen la práctica ya estableada por algunos de ellos, de designar con nombres de Naciones americanas a establecimientos de educación primaria,

Que los Gobiernos Americanos declaren Fiesta Cívica escolar el día nacional de cada uno de los países del Continente y que las autoridades educacionales aprovechen los actos conmemorativos de los aniversarios para dar a conocer las características geográficas, históricas, políticas y culturales de la respectiva nación, destacando la necesidad de consolidar los vínculos materiales y espirituales entre todas las Repúblicas Americanas.

(Aprobada el 24 de diciembre de 1938.)

0

Idiomas castellano, portugués, inglés y francés en América (Octava Conferencia Internacional Americana, Lima – 1938)

Considerando:

Como un valioso aporte a la Cooperación Intelectual Interamericana,

La Octava Conferencia Internacional Americana,

Recomienda:

Qué los planes de estudio de la enseñanza media, normal o especial, en los países americanos, contengan el conocimiento de los idiomas castellano, portugués, inglés y francés, en la forma que permita la respectiva organización educacional.

(Aprobada el 24 de diciembre de 1938.)

0

Equivalencia de estudios primarios (Octava Conferencia Internacional Americana, Lima – 1938)

Considerando:

Que hay utilidad en establecer la equivalencia de los estudios de primera enseñanza de los diversos países del Continente,

La Octava Conferencia Internacional Americana,

Resuelve:

1º.—Los Gobiernos Americanos tomarán las medidas necesarias para declarar la equivalencia de los estudios de primera enseñanza realizados, en institutos oficiales o particulares, bajo la vigilancia del Estado, en los respectivos países, excepción hecha de la historia, la literatura, la geografía y la instrucción cívica, del Estado en el cual se desee hacer valer tal equivalencia.

2°.—Las Conferencias Interamericanas de Educación considerarán las reformas de planes de estudios que sean requeridas para la mejor aplicación del acuerdo consignado en el párrafo anterior.

(Aprobado el 24 de diciembre de 1938.)

1

Reconocimiento mutuo de grados otorgados por instituciones de enseñanza superior (Octava Conferencia Internacional Americana, Lima – 1938)

Considerando:

Que se han suscitado dificultades para el intercambio de maestros y estudiantes entre las instituciones de enseñanza superior de las Repúblicas Americanas, por causa de los diferentes requisitos de admisión, y debido a la diversidad de las exigencias para la obtención de grados; y,

Que las Repúblicas Americanas han resuelto, en numerosas oportunidades, hacer cuanto esté a su alcance para fomentar el intercambio de maestros y estudiantes y a fin de facilitar la admisión, en sus respectivos institutos de enseñanza superior, tanto de los que desean optar a grados cuanto de quienes quieren seguir cursos de vacaciones, de menor duración,

La Octava Conferencia Internacional Americana,

Recomienda:

Que las instituciones de enseñanza superior de cada una de las Repúblicas Americanas, reconozcan los grados concedidos a los estudiantes de otras instituciones americanas de enseñanza superior, cuando tales grados signifiquen que se ha cursado, con buen éxito, estudios comparables a los necesarios para el otorgamiento de los propios grados; y, asimismo, que se acrediten, a dichos estudiantes, los cursos aprobados para la obtención de tales grados.

Que los Gobiernos Americanos aprueben la legislación necesaria para hacer efectivo tal reconocimiento mutuo de los grados en los casos donde se presenten obstáculos, debido a que los requisitos para optar grados están establecidos por reglamentaciones de carácter nacional.

(Aprobado el 24 de diciembre de 1938.)

0

Textos escolares (Octava Conferencia Internacional Americana, Lima – 1938)

La Octava Conferencia Internacional Americana,

Acuerda:

Reiterar la recomendación aprobada en la Conferencia Interamericana de Consolidación de la Paz acerca de la ratificación de la Convención Panamericana sobre enseñanza de la historia y de la Declaración acerca de la revisión de los manuales escolares, suscrita en Ginebra, y que los Gobiernos Americanos procuren, por acuerdos bilaterales y de propia iniciativa, efectuar la depuración auspiciada, de acuerdo con los métodos en dicha recomendación señalados.

Recomendar que concedan, en los programas de enseñanza un lugar importante al estudio del pacifismo, señalando los progresos del Derecho Internacional, las ideas sobre solidaridad universal de los grandes pensadores, las experiencias del pasado en materia de cooperación intelectual, la creación de instituciones que tienden a estrechar los vínculos que unen a los pueblos y la celebración de convenios que colocan a la guerra fuera del Derecho.

(Aprobado el 24 de diciembre de 1938.)

1

Intercambio bibliotecario (Octava Conferencia Internacional Americana, Lima – 1938)

A fin de fomentar una mayor difusión interamericana de las obras que se publiquen en cada país, sea por la vía desinteresada de las Bibliotecas, sea por la del comercio.

La Octava Conferencia Internacional Americana,

Resuelve:

1º.—Reiterar a los Gobiernos Americanos su compromiso de remitir a la Biblioteca Colón, de la Unión Panamericana, todas las obras que se publican en cada país.

2o.—Recomendarles que dispongan el envío a las Bibliotecas Nacionales de los demás países de las obras editadas oficialmente por ellos, o de las de autor nacional adquiridas por el Estado.

3o.—Insinuarles el establecimiento en el Ministerio competente, de un servicio de intercambio permanente de las leyes sociales dictadas en cada país y de las publicaciones concernientes a su aplicación.

4o.—Sugerirles la conveniencia de revisar sus disposiciones aduaneras para exonerar de todo derecho a los libros y revistas, encuadernados o nó, y a las láminas, grabados y mapas, procedentes de los demás países americanos. Esta exención no limita el derecho de cada Estado para impedir la entrada de publicaciones que conceptúe contrarias a las normas legales internas.

Recomendar a las Comisiones Nacionales de Cooperación Intelectual:

1º.—La celebración, en los respectivos países, de frecuentes exposiciones del libro americano, a fin de promover el interés por la obra literaria de autores de las Américas.

2°.—El fomento de una mayor cooperación interbibliotecaria con el objeto de establecer un servicio interamericano de préstamos de libros, copias de documentos y otros materiales bibliográficos.

(Aprobada el 24 de diciembre de 1938.)

0

Asociación de Artistas y Escritores Americanos (Octava Conferencia Internacional Americana, Lima – 1938)

Atenta la conveniencia de fomentar las vinculaciones entre los hombres de pensamiento de los diversos países americanos,

La Octava Conferencia Internacional Americana,

Recomienda :

Que las Comisiones Nacionales de Cooperación Intelectual, y donde no las hubiere las entidades artísticas y científicas existentes, promuevan el establecimiento de vínculos efectivos entre los valores espirituales de su país y la Asociación de Artistas y Escritores Americanos de La Habana.

(Aprobada el 24 de diciembre de 1938.)

1

Intercambio de música en las Américas (Octava Conferencia Internacional Americana, Lima – 1938)

Considerando:

El importante aporte de las Repúblicas Americanas en materia musical, cuyo más amplio conocimiento recíproco puede constituir un valioso medio de vinculación entre sus pueblos,

La Octava Conferencia Internacional Americana,

Resuelve:

1º.—Solicitar de la Unión Panamericana estudie la posibilidad de establecer un centro encargado de divulgar las obras de los compositores de las Américas y de promover, con tal fin, relaciones cooperativas entre las entidades musicales y los autores de los diversos países.

2°.—Reconocer la obra ya realizada, en la materia, por la propia Unión Panamericana con sus conciertos de música de las Américas y por la Sección de Investigaciones Musicales del Instituto de Estudios Superiores de Uruguay, este último gracias, principalmente, a los esfuerzos del notable musicógrafo uruguayo, Francisco Curt Lange, quien edita un excelente Boletín Latinoamericano de Música, digno de muy especial mención.

(Aprobada el 24 de diciembre de 1938.)

Página 11 de 260« Primera...910111213...203040...Última »