1

Asistencia recíproca y cooperación defensiva de las naciones americanas (Segunda Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores, La Habana – 1940)

La Segunda Reunión de Consulta entre los Ministros de Relaciones Exteriores de las Repúblicas Americanas,

Declara:

Que todo atentado de un Estado no americano contra la integridad o la inviolabilidad del territorio, contra la soberanía o independencia política de un Estado americano, será considerada como un acto de agresión contra los Estados que firman esta Declaración.

En el caso de que se ejecuten actos de agresión, o de que haya razones para creer que se prepara una agresión por parte de un Estado no americano contra la integridad e inviolabilidad del territorio, contra la soberanía o la independencia política de un Estado americano, los Estados signatarios de la presente Declaración consultarán entre sí para concertar las medidas que convenga tomar.

Los Estados signatarios entre todos ellos o entre dos o más de ellos, según las circunstancias, procederán a negociar los acuerdos complementarios necesarios para organizar la cooperación defensiva y la asistencia que se prestarán en la eventualidad de agresiones a que se refiere esta Declaración.

0

Solución pacífica de conflictos (Segunda Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores, La Habana – 1940)

La Segunda Reunión de Consulta entre los Ministros de Relaciones Exteriores de las Repúblicas Americanas,

Considerando:

Que es indispensable para la mayor unidad del Continente la solución de las divergencias que existen entre algunos de los pueblos americanos,

Resuelve:

Recomendar al Consejo Directivo de la Unión Panamericana, que constituya en la Capital de América que crea más conveniente y con representantes de cinco países, una Comisión que se encargará de velar permanentemente por que los Estados entre los cuales existe o surja algún conflicto, de cualquiera naturaleza que éste fuere, lo solucionen a la mayor brevedad posible, y de sugerir a este fin, sin perjuicio de las fórmulas que escogieren las Partes o de los procedimientos que ellas acordaren, métodos e iniciativas que conduzcan a dicha resolución.

La Comisión informará a cada Reunión de Consulta entre Ministros de Relaciones Exteriores y a cada Conferencia Internacional Americana acerca del estado de los respectivos conflictos y de lo que se hubiere realizado para su terminación.

1

Actos hostiles en las aguas territoriales y en la zona de seguridad (Segunda Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores, La Habana – 1940)

La Segunda Reunión de Consulta entre los Ministros de Relaciones Exteriores de las Repúblicas Americanas,

Considerando:

Primero: Que en la primera Reunión de Cancilleres realizada en Panamá con el propósito de preservar la paz, se estableció la neutralidad de las Repúblicas de América, durante la guerra iniciada en Europa, se afirmó el inquebrantable propósito de un cumplimiento estricto de esos deberes dentro de los principios del Derecho Internacional y de las cláusulas de las Convenciones que los habían codificado, y se reclamó el debido respeto a la 8Ítuación creada por esas normas;1

Segundo: Que igualmente dentro de ese propósito de mantener la seguridad en el Continente, se establedó una zona de mar contigua a la extensión territorial de cada nación, exduyéndola de todo acto hostil desde tierra, desde el mar o desde el aire;

Tercero: Que en los hechos de guerra la beligerancia ha transgredido los principios del Derecho Internacional, ha olvidado los deberes impuestos por la neutralidad y ha producido actos hostiles no sólo dentro de la zona excluida por la XV Resolución de Panamá, sino asimismo atentatorios de la soberanía en aguas territoriales de algunas de las Repúblicas;

Cuarto: Que sin perjuicio de la tramitación y solución jurídica que corresponda dar en cada caso a los reclamos planteados por esas transgresiones, es necesaria y oportuna la voz de las Repúblicas de América condenándolas y manifestando el propósito inquebrantable de practicar y exigir el respeto de las normas reguladoras de la existencia de la comunidad internacional en toda su extensión y amplitud,

Declara:

Primero: Que condena la realización de actos hostiles en las aguas territoriales como atentatorios de los derechos de soberanía de la nación con jurisdicción en ella y de las normas del Derecho Internacional.

Segundo: Que juzga lesionantes a los votos y resoluciones conjuntas de las Repúblicas de América de preservar la paz en este Continente, esos mismos actos hostiles dentro de la zona de seguridad.

0

Promoción de la solidaridad continental (Segunda Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores, La Habana – 1940)

La Segunda Reunión de Consulta entre los Ministros de Relaciones Exteriores de las Repúblicas Americanas,

Considerando:

Que el sentimiento de solidaridad entre las Repúblicas Americanas constituye una verdadera fuerza de defensa continental, a la cual todas ellas deben aportar sin reserva el máximo de su cooperación, removiendo todo obstáculo que pudiera comprometer ese principio del derecho público americano, de manera que ningún Estado de este Continente se vea cohibido de ofrecer su más completo y decidido concurso a la realización, tanto en el aspecto político como en el económico, de ese ideal.

Resuelve:

Recomendar a los Estados Americanos que en cualquier caso en que la legislación interna o los actos contractuales vigentes constituyan algún inconveniente para la más amplia cooperación que deba prestar un Estado al principio de solidaridad continental, el mismo inicie por los medios de derecho, la revisión de tales actos en cuanto ella sea posible.

1

Codificación del derecho internacional (Segunda Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores, La Habana – 1940)

La Segunda Reunión de Consulta entre los Ministros de Relaciones Exteriores de las Repúblicas Americanas,

Considerando:

Primero: Que la Octava Conferencia Internacional Americana aprobó varias resoluciones con el propósito de coordinar, intensificar y acoplar la labor de la codificación del Derecho Internacional en América;

Segundo: Que la misma Conferencia también adoptó otras resoluciones sobre la coordinación y perfeccionamiento de los instrumentos interamericanos de paz;

Tercero: Que de acuerdo con las tradiciones históricas y las más profundas convicciones de los pueblos americanos, es urgente en el momento actual en que las bases del Derecho y de las relaciones pacíficas entre los pueblos son objeto de graves ataques, que las naciones americanas reafirmen una vez más su apoyo efectivo de los principios del Derecho Internacional y del arreglo pacífico de las dificultades internacionales y que demuestren su decidido propósito de trabajar por el mantenimiento y preservación de los mismos,

Resuelve:

Primero: Recomendar a los Gobiernos de las Repúblicas Americanas que tomen las medidas necesarias para dar cumplimiento a las resoluciones aprobadas por la Octava Conferencia Internacional Americana relativa a la codificación del Derecho Internacional y del perfeccionamiento y coordinación de los instrumentos interamericanos de paz.

Segundo: Urgir a los varios organismos encargados del estudio de las materias a que se refieren las resoluciones mencionadas, que presenten tan pronto como les sea posible, las recomendaciones y observaciones correspondientes de modo que el Consejo Directivo de la Unión Panamericana pueda convocar, dentro de los próximos dos años, la reunión de la Conferencia Internacional de Jurisconsultos Americanos.4

Tercero: Solicitar a la Unión Panamericana que transmita la presente Resolución a los Gobiernos miembros de la misma, junto con un informe sobre el estado actual de los trabajos previstos en dichas Resoluciones de la Octava Conferencia.

1

Sobre refugiados y auxilio a menores procedentes de zonas evacuadas (Segunda Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores, La Habana – 1940)

La Segunda Reunión de Consulta entre los Ministros de Relaciones Exteriores de las Repúblicas Americanas,

Resuelve:

Que los Proyectos presentados a la Reunión por las Delegaciones de las Repúblicas de Argentina, Uruguay y México, que aparecen marcados con los números 35, 36 y 42, sobre Refugiados, y, Auxilio a Menores procedentes de regiones evacuadas,’ sean referidos a la Unión Panamericana para su consideración.

1

La Haya satisface a Chile y Perú en su litigio marítimo

La Haya satisface a Chile y Perú en su litigio marítimo

La Haya satisface a Chile y Perú en su litigio marítimoFALLO COMPLETO

Perú ha logrado una victoria parcial en su empeño por trazar una nueva frontera marítima con Chile en el Océano Pacífico. En una decisión que evidencia la complejidad del asunto, el Tribunal Internacional de Justicia de la ONU (TIJ) ha ampliado la soberanía de Perú, la demandante, pero sin arrebatarle a Chile todo su mar territorial. Así, los jueces han conservado la actual divisoria, paralela a la costa, solo hasta las 80 millas náuticas (punto A). A partir de ahí, la línea se convierte en perpendicular para llegar a un punto B, en el agua. El límite definitivo de las 200 millas lo marca, recto hacia el sur, un punto C. El fallo no ajusta las coordenadas precisas que redefine. “La Corte espera que sean determinadas (por las capitales en litigio) con espíritu y buena voluntad vecinal”, ha dicho Peter Tomka, su presidente.

El nuevo trazado sale de la frontera terrestre entre Lima y Santiago establecida por el Hito1, un mojón situado a 182,3 kilómetros tierra adentro y reivindicado por Chile. Perú hubiera preferido que se contara desde el Punto Concordia, ya en la costa. Aunque el Gobierno peruano ha ganado un pedazo adicional de mar, los expertos pesqueros chilenos aseguran que las 80 millas náuticas que conservan son esenciales para la captura de anchoveta. Ambos países lideran la exportación de harina de esta especie, utilizada como fertilizante y pienso para animales en todo el mundo. Los pescadores de Arica (Chile) y Tacna (Perú), en la costa del Pacífico, aguardaron las palabras de los jueces con la expectación propia de quienes verían recortadas, o bien ampliadas rutas, esenciales para su subsistencia. De modo que las divisas multimillonarias generadas por la pesca subyacían en el diferendo. De haber logrado toda la frontera perpendicular a la costa que buscaba, Perú habría tomado posesión de unos 38.000 kilómetros cuadrados de aguas ricas en la preciada especie.

El compromiso judicial mantiene el espíritu ecuánime buscado por el TIJ desde su fundación, en 1945, en la resolución de conflictos territoriales. Sin embargo, en este caso resultaba muy difícil contentar a todos. Prueba de ello son las reacciones de las delegaciones destacadas en La Haya, sede del Tribunal. Para la peruana, aunque solo se reconoce un 60% de sus reivindicaciones, “la victoria es importante”. La evaluación completa de lo ocurrido quedó en manos del Gobierno del presidente Ollanta Humala. Los representantes chilenos estaban menos conformes. “Lamentamos profundamente una decisión que, para nosotros, carece de fundamento. Habrá que analizar su alcance”, dijo Alberto van Klaveren, representante diplomático chileno ante el Tribunal. Santiago temía la presencia de pesqueros peruanos en la zona disputada de haber ganado sus rivales el contencioso completo.

Con todo, el fallo puede marcar un punto de inflexión en las relaciones bilaterales entre ambos. En su demanda de 2008, Lima sostenía que la división marítima no estaba fijada. Para ella, los tratados firmados con su vecina en 1952 y 1954 (que Chile considera vinculantes) eran solo declaraciones políticas destinadas, además, a regular la pesca artesanal. Según los jueces, “la declaración de 1952 no hace referencia expresa a la delimitación, y falta la información necesaria para que pueda hablarse de un acuerdo que fije las fronteras marítimas. Pero en su apartado cuatro, sí hay elementos permitentes para la delimitación del mar”, dijo el presidente Tomka, durante la lectura de la decisión, que se prolongó dos horas.

Dictada en pleno traspaso de poderes presidenciales en Chile, la decisión del TIJ supone un trago amargo para Michelle Bachelet, nueva jefa de Estado a partir de marzo. Su antecesor, Sebastián Piñera, ha protagonizado el periodo de incertidumbre del caso. A ella le corresponde gestionar “con sentido de Estado”, ha dicho ya, la aplicación de la decisión, de obligado cumplimiento. Las dos capitales han prometido respetar el proceso, si bien los plazos de aplicación varían. El Tribunal ha confiado en su buena voluntad, y aunque siempre se ha mantenido a distancia de las repercusiones políticas de su labor, la nueva frontera marítima podría facilitar una forma distinta de cooperación.

A ninguna de las partes se le escapa que la rivalidad chileno-peruana se remonta a la Guerra del Pacífico (1879-1883), perdida por Lima, y su aliada, Bolivia. La merma de territorio peruano posterior sigue doliendo en Lima, pero los gestos de acercamiento mutuos han ido en los últimos años. Aunque es una armonía nada fácil de conseguir, las poblaciones de ambos lados defienden o reclaman con ardor los mismos pedazos de tierra, y el fallo enfila un complicado recorrido de modificación de mapas náuticos y cambios legislativos, tal vez reafirme la labor de la Alianza del Pacífico. El acuerdo de 2011 que une a Perú, Chile, Colombia y México para “construir un área de integración profunda e impulsar el crecimiento, desarrollo y competitividad de las Partes”. Bolivia, que ha demandado a su vez a Chile para recuperar la salida al mar perdida en la guerra decimonónica, espera ahora su turno.

 

1

El Secretario General asistirá a la Cumbre de la CELAC en La Habana

El Secretario General asistirá a la Cumbre de la CELAC en La Habana

El Secretario General asistirá a la Cumbre de la CELAC en La HabanaEl 24 de enero, 2014 — El Secretario General de la ONU viajará a Cuba el domingo para asistir a la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que se celebrará en La Habana los días 28 y 29 de enero.

El portavoz de Naciones Unidas, Farhan Haq, informó este viernes que Ban Ki-moon sostendrá encuentros con las autoridades anfitrionas y también se reunirá con jefes de Estado y de gobiernos y líderes regionales asistentes al cónclave en la capital cubana.

La CELAC agrupa a 33 países de la región y fue fundada en Caracas en diciembre de 2011. Cuba entregará a Costa Rica la presidencia pro tempore del bloque, que ha ejercido durante 2013.

0

La Argentina presidirá el Grupo de Países Proveedores Nucleares

La Argentina presidirá el Grupo de Países Proveedores Nucleares

Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la República ArgentinaJueves 16 de enero de 2014. Información para la Prensa N°:  007/14

El embajador argentino en Austria y representante permanente ante los Organismos Internacionales en Viena, Rafael Mariano Grossi, fue designado para presidir el Grupo de Países Proveedores Nucleares durante 2014 y 2015. El anuncio fue efectuado en Praga por la Presidencia saliente del grupo ejercida por la Republica Checa.

El grupo, de importancia estratégica global, se conforma por 48 países que incluyen a los mas avanzados en materia de aplicaciones nucleares en el mundo y tiene como misión contribuir a la no proliferación de armas nucleares a través de directrices para las exportaciones nucleares, procurando de esta manera que la tecnología nuclear no sea transferida para su utilización con fines no pacíficos.

La designación de nuestro país significa un reconocimiento a la lograda combinación de dos elementos distintivos: las impecables credenciales en materia de no proliferación y la pertenencia al reducido grupo de exportadores nucleares globales.

La Argentina asumirá formalmente la presidencia a mediados de este año, en ocasión del plenario anual del grupo, que será inaugurado por el Canciller Héctor Timerman en el Palacio San Martín, en Buenos Aires, con la presencia de las delegaciones de los 48 países que integran el grupo.

Información para la prensa Nº 007/14

Dirección de Prensa de Cancillería: 4819-7375 / 8296 / 7388

www.cancilleria.gob.ar

[via rss]

 

1

África construye (a duras penas) su propia paz

África construye (a duras penas) su propia paz

África construye (a duras penas) su propia pazNo es fácil, y menos aún si se trata de temas de paz y seguridad, poder de acuerdo a 53 Estados (Marruecos no cuenta) para que superen sus intereses particulares y piensen en clave continental. Sin embargo, la Unión Africana (UA)- a pesar de su juventud, de todas sus carencias institucionales y del alto nivel de violencia existente- ha puesto en marcha hace ya diez años un encomiable esfuerzo pacificador impulsado en origen por su Consejo de Paz y Seguridad (CPS), cuya máxima expresión es la Arquitectura Africana de Paz y Seguridad (AAPS).

 Como componentes esenciales de la AAPS destacan el Mecanismo Continental de Alerta Temprana, el Grupo de Expertos- cinco personalidades destacadas en este campo que actúan como asesores del CPS, del Presidente de la UA o de la Comisión de la UA- y la Fuerza Africana de Reserva (FAR). Sin que ninguno de esos tres instrumentos haya logrado rendir a plena satisfacción, es la FAR la que visibiliza con mayor nitidez los desafíos a los que se enfrenta la UA en la materia.

 La FAR está planteada para desarrollar misiones de paz- dotada de capacidades militares, pero también policiales y civiles-, en condiciones de dar asesoramiento militar a una misión de perfil político, activar una misión de observación (tanto en colaboración con una iniciativa ONU como motu proprio), realizar un despliegue preventivo, activar una fuerza de mantenimiento de la paz bajo mandato de la UA ante una crisis compleja o intervenir por la fuerza ante situaciones críticas (crímenes de guerra, genocidio o crímenes contra la humanidad). Ya en 2004 se tomó la decisión de que dicha fuerza se estructuraría en cinco brigadas regionales, que se corresponden con las cinco organizaciones subregionales encargadas de darles vida a partir de las contribuciones de los Estados miembros. Así, se dio paso a la creación de SADCBRIG (para África Austral), EASBRIG (para África Oriental), NASBRIG (para Norte de África), ECOBRIG (para África Occidental) y ECCASBRIG (para África Central).

 Mirando hacia el futuro inmediato, y tras reformular los planes iniciales (que preveían su operatividad plena para 2010), se espera que, idealmente, en 2015 la FAR ya sea capaz de movilizar un contingente total de 25-32.000 efectivos. A la vista de los resultados obtenidos hasta el momento- solo SADCBRIG y EASBRIG han alcanzado un nivel de operatividad apropiado y solo se ha podido desarrollar un ejercicio por parte de cuatro de ellas (todas, salvo NASBRIG) y uno conjunto a escala continental (Amani Africa 2010) en octubre de 2010- parece, sin embargo, que ese objetivo no es hoy realista.

 Las razones que explican ese magro balance van desde la dificultad para superar la diversidad de visiones e intereses de los Estados miembros a la preocupante desconfianza vecinal, pasando por el choque entre posibles aspirantes al liderazgo subregional o la reticencia de las organizaciones subregionales para aceptar el liderazgo de la UA. Pero también tiene mucho que ver su crónica escasez de recursos presupuestoarios; baste con recordar que, en 2011, el jefe de la FAR reclamaba un total de 60 millones de dólares para lograr esa ansiada operatividad, cuando el presupuesto total de la UA apenas alcanzaba los 250 millones de euros (de los que el 97% procedían de fuentes externas al continente, con la Unión Europea a la cabeza).

 El hecho obvio es que ninguna de estas capacidades ha podido jugar un papel importante en el tratamiento de las crisis recientes de Libia, Malí o República Centroafricana. Por supuesto, la solución a los conflictos africanos actuales y la paz en el continente no se va a alcanzar en ningún caso por vía militar, dado que sus causas estructurales son de naturaleza sociopolítica o económica; pero es necesario que, para dar pleno sentido a la idea de “soluciones africanas para problemas africanos”, la UA cuente también con capacidades creíbles en este terreno.

 En un intento adicional por superar las dificultades actuales, en abril del pasado año la UA ha aprobado la creación de una Fuerza de Reacción Rápida (Capacidad Africana de Respuesta Inmediata a Crisis, CARIC). Con un total de 1.500 efectivos- Suráfrica, Kenia, Nigeria, Angola, Etiopía y Uganda ya han mostrado su voluntad de aportar medios- debe estar en condiciones de desplegar de manera efectiva en el territorio de un Estado miembro en diez días, bajo mando y control del CPS y siempre a demanda del país afectado por el problema. Sus necesidades deben cubrirse con aportaciones voluntarias, pero nada garantiza que en su proceso de formación no se vuelvan a reproducir los problemas que ha ralentizado hasta ahora la AAPS.

 Con idea de paliar al menos los problemas presupuestarios ya citados, la UA acaba de tomar la decisión de que, a partir de 2015, se recaudarán obligatoriamente 10 dólares por cada billete de avión emitido con origen o destino en África y 2 dólares por cada noche de hotel contratada. Con eso se prevé obtener anualmente unos 763 millones de dólares para consolidar la AAPS. Los países turísticos africanos ya han mostrado su oposición a la medida. ¿Y nosotros?

0

Extensión del mar territorial (Segunda Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores, La Habana – 1940)

La Segunda Reunión de Consulta entre los Ministros de Relaciones Exteriores de las Repúblicas Americanas,

Resuelve:

Que el Proyecto presentado por la Delegación del Uruguay, sobre Extensión del Mar Territorial, con las modificaciones introducidas por la presente Reunión de Consulta, sea remitido al estudio de la Comisión de Expertos para la Codificación del Derecho Internacional; y que se pida asimismo la opinión del Comité Interamericano de Neutralidad de Río de Janeiro, sobre el mismo Proyecto.

0

Propagación de doctrinas tendientes a poner en peligro el común ideal democrático inter-americano, o a comprometer la seguridad y neutralidad de las Repúblicas americanas (Segunda Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores, La Habana – 1940)

La Segunda Reunión de Consulta entre los Ministros de Relaciones Exteriores de las Repúblicas Americanas,

Considerando:

Primero: Que en la Primera Reunión de Consulta de Panamá, se afirmó una vez más la adhesión de las Repúblicas Americanas al ideal democrático que prevalece en este Continente, considerándose que este ideal pudiera encontrarse en peligro por la acción de las ideologías inspiradas por principios fundamentalmente opuestos.

Segundo: Que en la “Declaración General de Neutralidad de las Repúblicas Americanas”, suscrita el 3 de Octubre de 1939, en Panamá, se reconoció como uno de los principios de neutralidad, admitidos por los Estados Americanos, el de que éstos “evitarán de acuerdo con su legislación interna que los habitantes de sus territorios desarrollen actividades capaces de afectar la posición neutral de las Repúblicas Americanas.”

Tercero: Que en la Sexta Conferencia Internacional Americana de la Habana de 1928, se firmó la Convención sobre Derechos y Deberes de los Estados en casos de luchas civiles, la cual ha sido ratificada por la mayoría de los Estados Americanos.

Cuarto: Que es regla general de Derecho Público Interno, incorporada a las Constituciones y Leyes de los Estados, la exclusión de los extranjeros del goce y ejercicio de los derechos políticos.

Quinto: Que el Código de Derecho Internacional Privado “Sánchez de Bustamante”, aceptado y puesto en vigor en virtud de la Convención concluida y suscrita en la Sexta Conferencia Interamericana, el 20 de Febrero de 1928, establece idéntica regla, salvando las disposiciones especiales de la legislación interna de los Estados Americanos.

Sexto: Que la referida exclusión del goce de esos derechos políticos implica la prohibición tácita de que los extranjeros se dediquen a actividades políticas dentro del territorio del Estado en que residen.

Séptimo: Que el actual conflicto bélico europeo ha revelado la existencia de organizaciones políticas extranjeras en algunos Estados Neutrales, con el deliberado propósito de atentar contra el orden público, el sistema de gobierno y la personalidad misma de dichos Estados.

Octavo: Que dichas organizaciones políticas extranjeras constituirían en los Estados Americanos la negación de sus instituciones democráticas, la amenaza contra sus derechos de conservación y el peligro de violación de su régimen de neutralidad, y

Noveno: Que a fin de proteger la seguridad y la neutralidad de las Repúblicas Americanas en cuanto pudieran ser afectadas por las actividades ilícitas de parte de individuos o de asociaciones, sean nacionales o extranjeras, en el sentido de fomentar luchas civiles, disturbios internos y de propagar ideología subversiva, es conveniente coordinar las medidas que se podrán adoptar común o individualmente, para combatir estos peligros,

Por tanto:

Resuelve:

Primero: Reiterar la recomendación hecha por la Primera Reunión de Consulta de Panamá, de que los Gobiernos de las Repúblicas Americanas dicten las disposiciones necesarias para extirpar en las Américas la propaganda de las doctrinas que tiendan a poner en peligro el común ideal democrático interamericano, así como las que sean convenientes para evitar cualesquiera actividades capaces de comprometer la neutralidad americana.

Segundo: Recomendar a los Gobiernos de las Repúblicas Americanas las siguientes reglas respecto de las luchas civiles, disturbios internos o propagación de ideologías subversivas:

a) Emplear los medios necesarios para evitar que los habitantes de su territorio, nacionales o extranjeros, tomen parte, reúnan elementos, pasen la frontera o se embarquen en su territorio para iniciar o fomentar una lucha civil o disturbio interno o propagar ideologías subversivas en otro país americano.

b) Desarmar e internar toda fuerza rebelde que traspase sus fronteras.

En cuanto sean aplicables, se observarán las reglas de internación formuladas por el Comité Interamericano de Neutralidad de Río de Janeiro.

c) Prohibir el tráfico de armas y material de guerra salvo cuando fueren destinadas al gobierno, mientras no esté reconocida la beligerancia de los rebeldes, caso en el cual se aplicarán las reglas de neutralidad.

d) Evitar que en su jurisdicción se equipe, antie o adapte a uso bélico cualquiera embarcación destinada a operar en interés de la rebelión.

Tercero: Reiterar la Recomendación de la Primera Reunión de Consulta de Panamá, de que se promueva a la brevedad posible la concertación de las reglas y procedimientos que juzguen útiles para facilitar la acción de las autoridades policiales y judiciales de los respectivos países en represión de las actividades ilícitas que intentaren realizar en cualquier momento los individuos, sean nacionales o extranjeros, en favor de un Estado extranjero.

Cuarto: Recomendar a los Gobiernos de los Estados Americanos, sin perjuicio del respeto debido a su derecho individual y soberano para regular la condición jurídica de los extranjeros, la consagración de las siguientes normas legislativas o administrativas:

a) Efectividad de la prohibición de toda actividad política de individuos, asociaciones, grupos o partidos políticos extranjeros, cualquiera que sea la forma con que la disimularen o encubrieren;

b) Fiscalización rigurosa del ingreso de extranjeros al territorio nacional, particularmente en el caso de que éstos fuesen nacionales de Estados no Americanos;

c) Supervigilancia policial eficaz de la actividad de las colectividades extranjeras no americanas establecidas en los distintos Estados Americanos, y

d) Creación de un sistema penal destinado a prevenir e impedir las infracciones determinadas en este artículo.

Quinto: Encarecer la comunicación recíproca, ya en forma directa o mediante la Unión Panamericana, de informaciones y datos acerca del ingreso, no admisión y expulsión de extranjeros, y la adopción de las medidas preventivas y represivas previstas en el artículo anterior;

Sexto: Cualquiera de las Repúblicas Americanas afectada directamente por las actividades a que se refiere esta Resolución, podrá iniciar el procedimiento de Consulta.


1

Actividades dirigidas desde el exterior contra las instituciones nacionales (Segunda Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores, La Habana – 1940)

 La Segunda Reunión de Consulta entre los Ministros de Relaciones Exteriores de las Repúblicas Americanas,

Resuelve:

Primero: Cada uno de los Gobiernos de las Repúblicas Americanas, teniendo en cuenta su igual preocupación y responsabilidad en la preservación de la paz y en la seguridad del Continente, adoptará en su territorio las medidas necesarias, de acuerdo con sus poderes constitucionales, para prevenir y suprimir cualquiera clase de actividades dirigidas, ayudadas o instigadas por gobiernos, grupos o individuos extranjeros, que tiendan a subvertir las instituciones nacionales o a fomentar desórdenes en su vida política interna, o a modificar por la presión, la propaganda, la amenaza, o de cualquiera otra manera, el libre y soberano derecho de sus pueblos a regirse por los sistemas democráticos que en ellos prevalecen.

En el caso de que la paz de cualquiera de las Repúblicas Americanas se vea amenazada por tales actividades, los Gobiernos respectivos convienen en que se consultarán inmediatamente, si el Estado directamente interesado tuviere a bien solicitarlo, tomando en cuenta lo establecido en esta Resolución y las circunstancias especiales que puedan afectar la paz o la tranquilidad de todas ellas.

Siendo las Repúblicas Americanas jurídicamente iguales como Estados soberanos e independientes, cada Gobierno actuará, en su propia capacidad individual, en cualesquiera gestiones que se hagan a este respecto.

Segundo: Con el objeto de que la consulta sea más eficaz, los Gobiernos de las Repúblicas Americanas declaran que es esencial el más amplio intercambio de informes relativos a las susodichas actividades dentro de sus jurisdicciones respectivas.

Tercero: Los Gobiernos de las Repúblicas Americanas convienen en que cualquier gobierno que obtenga información que demuestre que se están ejecutando, o que amenazan ejecutarse actividades de la naturaleza señalada, en el territorio de una o más de las Repúblicas Americanas, comunicarán inmediatamente los informes obtenidos, bajo la más estricta reserva, al Ministro de Relaciones Exteriores de dicha nación o naciones.

Cuarto: Los Gobiernos de las Repúblicas Americanas declaran que en la actual situación mundial, es de interés común para todas ellas el intercambio más amplio de todos los informes del carácter descrito; y que este intercambio ayudará a preservar la paz e integridad de las Américas.

0

Medidas precautorias en la expedición de pasaportes (Segunda Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores, La Habana – 1940)

La Segunda Reunión de Consulta entre los Ministros de Relaciones Exteriores de las Repúblicas Americanas,

Considerando:

Primero: Que el Pasaporte es, en su esencia, un documento de identificación que acredita en el extranjero al titular como nacional del país que lo expide.

Segundo: Que dicho documento tiene un carácter eminentemente internacional, por cuanto su poseedor lo utiliza únicamente como tal documento de identificación, fuera de las fronteras de su patria de origen, o de adopción.

Tercerv Que los Estados del Continente Americano deben rodear de máximas garantías los Pasaportes que expidan para usos de sus respectivos nacionales, a fin de que éstos encuentren más facilidades en su tránsito por los países de América.

Cuarto: Que es deber evitar el uso de Pasaportes ilegítimos.

Por tanto:

Resuelve:

Primero: Recomendar a los Gobiernos de las Repúblicas Americanas, la adopción de las medidas precautorias que cada uno considere oportunas en la expedición de Pasaportes.

Segundo: Recomendar a los países de América la adopción de medidas punitivas uniformes contra el uso de Pasaportes falsos, q adulterados, o de dobles Pasaportes.

0

Liga Inter-Americana de las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja (Segunda Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores, La Habana – 1940)

La Segunda Reunión de Consulta entre los Ministros de Relaciones Exteriores de las Repúblicas Americanas,

Considerando

Que es un deber ineludible para América, por razones de solidaridad humana, contribuir a aliviar los sufrimientos y miserias de las víctimas de la guerra:

Recomienda:

Que próxima a reunirse, en la ciudad de Santiago de Chile, en el mes de diciembre de este año, la Cuarta Conferencia Panamericana de la Cruz Roja, se someta a la consideración de dicha Conferencia la conveniencia de organizar, dentro de los lineamientos generales de la Liga de las Sociedades de la Cruz Roja, una Liga Inter-Americana de las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja, que coordine la acción de las expresadas sociedades de los países americanos, y la cooperación de la Liga Inter-Americana y de su Comité Ejecutivo, con la Liga y el Comité Internacional de la Cruz Roja.

 

0

Coordinación de medidas policiales y judiciales para la defensa de la sociedad y de las instituciones de cada estado americano (Segunda Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores, La Habana – 1940)

La Segunda Reunión de Consulta entre los Ministros de Relaciones Exteriores de las Repúblicas Americanas,

Considerando:

Primero: Que la Primera Reunión de Consulta entre los Ministros de Relaciones Exteriores de las Repúblicas Americanas, realizada en Panamá, aprobó con fecha 3 de Octubre de 1939, una Recomendación sobre Coordinación de Medidas Policiales y Judiciales para el Mantenimiento de la Neutralidad, cuyo artículo 1ro. expresa lo siguiente:

Que se promueva a la brevedad posible, por medio de un intercambio de puntos de vista entre las Cancillerías, o bien de una Conferencia Interamericana, la concertación de las reglaS y procedimientos que juzguen útiles para facilitar, en forma coordinada entre sí y del modo más oportuno y eficaz, la acción de las autoridades policiales y judiciales de los respectivos países frente a las actividades ilícitas que intentaren realizar los individuos, sean nacionales o extranjeros, en favor de un Estado beligerante extranjero.

Segundo: Que la experiencia ha demostrado que no sólo es conveniente concertar dichas reglas y procedimientos en cuanto se refiere a la neutralidad, sino que también aconseja la necesidad de organizar de la manera más eficaz posible la defensa de la sociedad y de las instituciones de cada Estado, no sólo contra el delito común sino en lo que respecta a ciertas actividades ilícitas que pudieran afectarlas;

Tercero: Que esa defensa debe realizarse por obra de las autoridades de cada Estado, pero su eficacia depende en gran parte de una orientación común, tan uniforme como sea posible, así como de una coordinación adecuada y constante entre todas ellas;

Por tanto:

Resuelve:

Primero: El Consejo Directivo de la Unión Panamericana convocará a los Estados que forman parte de ella, a una Conferencia internacional, en la ciudad y fecha que señale, a fin de preparar las Convenciones Internacionales y de formular las Recomendaciones que estime necesarias para asegurar, mediante la acción de las propias autoridades en cada Estado, y de la coordinación de esa acción con la de ios demás Estados del Continente, la más completa y eficaz defensa contra los hechos de carácter delictuoso, así como también contra cualesquiera otras actividades ilícitas que puedan afectar a las Instituciones de los Estados Americanos.

Segundo: En dicha Conferencia cada Estado estará representado por un jurista, con carácter de plenipotenciario, acompañado, si así se juzga conveniente, de técnicos en materia de Policía Judicial.

Tercero: Antes de la convocación de la Conferencia, la Unión Panamericana hará una labor preparatoria, mediante una encuesta entre todos los Gobiernos del Continente, acerca de las Disposiciones Legislativas o Administrativas existentes, así como respecto de sus conceptos o apreciaciones, sobre los diversos temas que se estime conveniente considerar.

Página 11 de 267« Primera...910111213...203040...Última »